domingo, 12 de julio de 2020

COPIAS DE SEGURIDAD

Por qué hacer copias de seguridad
Las pérdidas de información suelen presentarse de manera inesperada y pueden provocar daños irreparables. Las causas por las que podemos perder nuestros archivos más preciados pueden ser de diferente índole:
  • Avería total o parcial de los discos duros, del ordenador o externos. Aunque en ocasiones aparecen síntomas que nos pueden alertar, la mayoría de las veces el fallo es repentino y sin posibilidades de recuperación.
  • La gran variedad de dispositivos móviles que utilizamos (portátil, tableta, smartphone, etc.) hace que aumente la probabilidad de perderlos o que nos lo roben, con la consiguiente pérdida de información.
  • El deterioro físico provocado por el tiempo y el uso afecta también a soportes como los CDs y DVDs.
  • El borrado accidental es otro modo de perder información. No todo podremos rescatarlo de la papelera de reciclaje. Por ejemplo, no podremos recuperar ficheros sobrescritos en el ordenador o archivos eliminados en móviles como Android.
  • Algunos tipos de virus pueden provocar la destrucción o borrado de los archivos y quedar irrecuperables. Un ejemplo de esto es el famoso virus que suplanta al servicio de Correos y Telégrafos.
Más tarde o más temprano podríamos encontrarnos con la desagradable situación de no poder recuperar nuestros archivos.

Cómo hacer copias de seguridad

Las copias de seguridad son “segundas copias” de nuestros archivos que deben mantenerse siempre en dispositivos diferentes al original. Veamos de cuántas maneras podemos realizarlas.
  1. En discos externos conectados mediante USB. Es el modo más recomendable para realizar las copias de seguridad. La gran capacidad de los dispositivos actuales permite guardar todos nuestros archivos valiosos.
  2. Podemos realizar copias de dos formas diferentes:
    • Manual. Seremos nosotros, los que de manera proactiva copiemos aquellos archivos que nos parezcan más importantes salvaguardar en otro soporte. Para recuperar una copia, simplemente conectaremos de nuevo el disco duro, USB, DVD, etc. o el soporte que hayamos utilizado para realizar las copias a nuestro ordenador o dispositivo que corresponda y rescataremos los archivos que necesitemos.
    • Automática. Es posible programar la realización automática de copias de seguridad de manera periódica, para que no tengamos que estar pendientes nosotros de esta tarea, una opción muy práctica y cómoda para la mayoría de nosotros. Tras realizar una primera copia de seguridad completa, la siguiente que hagamos podemos programarla para que copie únicamente aquellos archivos que hayan sido modificados, lo que supone un ahorro importante de espacio de almacenamiento. 
      1. Si somos usuarios de Windows, para realizar esta tarea podemos hacer uso de la funcionalidad que viene integrada con el sistema operativo Windows “Copias de seguridad y restauración”.
      2. En los equipos MAC, se puede utilizar “Time Machine”.
      3. En dispositivos Android desde el menú Ajustes > Copia seguridad y restablecimiento.
      4. Para copias de seguridad en dispositivos iOS se puede hacer uso del servicio iCloud y también iTunes.
  3. En la nube. Existen servicios que nos ofrecen espacio en Internet para almacenar archivos. DropBoxBoxGoogle Drive o One Drive, son algunos de los más conocidos, pero existen muchos más.
  4. DVD o Blu-ray. Si deseamos realizar copias en soportes físicos, podremos escoger como formato de almacenamiento alguno de estos dispositivos. Eso sí, teniendo en cuenta si estos discos son compatibles con nuestro grabador, pues no todos admiten los formatos más recientes. Los programas diseñados para realizar copias de seguridad pueden utilizar discos de este tipo como destino de grabación. Recurrir a discos “regrabables”, puede ser una buena elección, ya que nos evita acumular un gran número de ellos, especialmente si no hemos ocupado el espacio total de almacenamiento.

  5. Cifra tus datos

    El cifrado es un método por el que convertimos en ilegible una determinada información o mensaje para que sólo acceda a ella la persona autorizada haciendo uso de una contraseña, código o PIN necesario para descifrarlo.
    Para entenderlo mejor, imaginemos que en una frase sustituimos cada una de las letras por la siguiente del abecedario. El texto resultante será con seguridad ilegible, pero si alguien conoce o descubre el método de cifrado podrá descifrar el mensaje, ¿verdad? Pues las nuevas tecnologías permiten utilizar métodos similares a estos pero mucho más sofisticados para cifrar la información.
    Cifraremos nuestra información cuando queramos mantenerla a salvo de quien la pudiera encontrar y nos aseguraremos de utilizar un algoritmo de cifrado adecuado y de escoger claves difíciles de adivinar: cadenas de al menos ocho caracteres, que carezcan de significado, con letras, números y símbolos del teclado.
    Si olvidamos la clave de cifrado nunca más podremos acceder a la información.
    Para cifrar la información utilizaremos programas o aplicaciones específicas. En algunos dispositivos vienen ya instaladas, como por ejemplo BitLocker para Windows, pero también podemos recurrir a aplicaciones externas y gratuitas que podemos descargar de Internet. También existen aplicaciones que cifran contenidos para los teléfonos móviles y tabletas.
    Los procesos de cifrado pueden realizarse principalmente sobre dos ámbitos de contenido:
    • El dispositivo o medio de almacenamiento. En este caso se cifra todo un medio de almacenamiento, como un disco duro. No será posible acceder a ninguna información contenida en él sin conocer el sistema de descifrado.
      Este método nos puede llevar mucho tiempo si el número de archivos a cifrar es elevado. También veremos reducida la velocidad de funcionamiento del disco duro, por lo que solo será una opción recomendable si utilizamos dicho disco esencialmente como dispositivo de copia de seguridad.
    • Los archivos y carpetas. Podemos proteger una parte de la información contenida en un medio de almacenamiento, sea un disco duro o la nube. Solo aquellas carpetas o archivos que escojamos para el cifrado serán ilegibles para quien no conozca la clave, y el resto de información será accesible normalmente.
      Por ejemplo, podemos proteger mediante cifrado solo aquellas carpetas donde almacenamos documentos con información personal o archivos que son propiedad de la empresa para la que trabajamos.
Paso a paso para poder hacer una copia de seguridad en Mac



Copias de seguridad en Windows 10


Copia de seguridad en ANDROID con un solo Botón

Copia de seguridad en Google Drive


OTRAS ENTRADAS